“Ahora es el momento de demostrar que no había nada soberbio en ese nombre (Cumbre Mundial), sino que es una aspiración llegar a ser una experiencia mundial en todas las posiciones geopolíticas estratégicas”, hizo referencia Rubén Turienzo sobre la llegada a España del evento faro en comunicación política.

Como madrileño, el consultor se mostró muy entusiasmado por esta nueva experiencia: "Estoy feliz que el primer paso hacia ese nuevo camino empiece por mi ciudad. España recibirá con los brazos abierto a los compañeros de la Cumbre."

"Al ser un evento nuevo en el país, existe un poco de incertidumbre respecto a quienes van a ser los asistentes. Sin embargo, creo que es el momento", enfatizó el consultor.