Más allá de las chicanas políticas, la transición de un gobierno al otro se está dando de manera ordenada, respetando las instituciones, LA DEMOCRACIA Y LA REPUBLICA.

Porque el ciudadano argentino valora la DEMOCRACIA, recuperada el 10 de diciembre de 2019 con la Asunción Presidencial del Señor Raúl Alfonsín. Muchos sectores lo reconocen como padre de la Democracia Moderna.

La transición de Argentina históricamente fue un típico caso de ruptura con el régimen autoritario y colapso del mismo (cataclismo del régimen autoritario que combino fracasos en los terrenos económicos, políticos y militares). Que culminó con la Guerra de las Malvinas. El inesperado triunfo de Raúl Alfonsín y la primera derrota electoral del peronismo frustró cualquier intento de pacto por negar las violaciones a los Derechos  Humanos. Lo fundamental de su gobierno fue la recuperación de las libertades individuales y públicas, los programas de alfabetización masivos, el Congreso pedagógico, la solución del Conflicto con Chile por el canal de Beagle, la mediación en el conflicto con Centroamérica, principalmente en la cuestión nicaragüense, y la sanción de la ley de divorcio y la patria potestad compartida, terminan provocando un avance sustancial de nuestra sociedad civil en un período convulsionado, que colocaron a la Argentina como un ejemplo de transición.   

Según publicación del diario Página 12, del 28 de octubre de 2019, “Los primeros pasos de Alberto Fernández para la transición: “El presidente electo, Alberto Fernández, ya designo al equipo de colaboradores que coordinará la transición con la gestión saliente. Es encabezado por su jefe de campaña, Santiago Cafiero y estará integrado por el Ex Secretario General de la presidencia Eduardo Wado de Pedro, el ex Ministro de Justicia Gustavo Beliz y Vilma Ibarra”

El economista Carlos Melconian dijo: “que ganará Macri o Alberto, las cosas que hay que hacer son las mismas”. Hablo de la herencia de Macri a Fernández: deuda, hiperinflación y cepo: “Cada presidente dejo una situación más complicada que el anterior” (Fuente: www.perfil.com 7 de noviembre de 2019).

Coincido con el maestro Ricardo Rouvier en cuando a su publicación se refiere: “El futuro próximo abre una etapa de fuertes desafíos en el plano económico, político y social. El acuerdo, la negociación y una alianza política amplia son fundamentales para encarar el tiempo por venir.” (Fuente: Facebook, Ricardo Rouvier, Buenos Aires, 4 de noviembre de 2019).

Todos los actores políticos, sociales y cada ciudadano argentino tenemos  que arribar a acuerdos, por medio del dialogo y el consenso. Claro cada cual debe ceder algo, en pos de la República Argentina, o desaparece.

Hay un nuevo orden mundial, donde se comienzan a resentir las economías de las potencias mundiales, que entraron en recesión.

Como ciudadanos universales, debemos cambiar la mentalidad, la energía para construir un mundo mejor, para nosotros y las nuevas generaciones.

Hacer patria, educando a los hijos en valores, haciendo servicio como lo hicieron los grandes próceres como San  Martín, cruzando los Andes a caballos, o mi amado General Las Heras, que libro grandes batallas, hombres con valores despojados de egos y egoísmos.

Me parece que llego hora de imitar lo bueno, tenemos todo por hacer, sobretodo en planificación e implementación de políticas de estado.

Lleguemos en paz al 10 de diciembre de 2019, día en que se produce en acto solemne, del traspaso de mando presidencial del Señor Presidente Mauricio Macri hacia el Señor Presidente electo Alberto Fernández.

CONCLUSION: Hoy 7 de noviembre de 2019,  en Alemania se celebran los 30 años de la Caída del Muro de Berlín, a 3 tres décadas de la unificación…. Tratemos los argentinos de no construir muros imaginarios, pues luego para llantos y lamentos es tarde. Llamado a la SOLIDARIDAD en pos de la REPUBLICA ARGENTINA, al pueblo argentino. DIALOGO Y CONSENSO ¡VIVA LA DEMOCRACIA!

Se realizaron las elecciones en primera vuelta, se definió que habrá balotaje, y la integración del parlamento (diputados y senadores) y el próximo 24 de noviembre elegiremos al Presidente de la República y a la Vicepresidente. Hay mucha tela para cortar en el análisis y no tiene solo un valor histórico, sino muy actual: en 3 semanas tendremos que votar nuevamente.

Una aclaración necesaria, por la cantidad de lectores que tiene Bitácora en el exterior de Uruguay: yo no soy solo un periodista, o un analista, en estos casos soy sobre todo un militante de izquierda, que milita hace 58 años y que es la primera vez que no participo en una campaña electoral desde 1962, en Uruguay, Argentina y Paraguay, siempre apoyando candidaturas de izquierda. ¿Cómo me fue? Lo saben los interesados.

Hay una pregunta básica que estamos obligados a responder: ¿Quiénes fueron los ganadores y los perdedores en estas elecciones?

El principal ganador fue el Partido Nacional, es quien encabezará con su fórmula Lacalle-Argimón a un amplio espectro de fuerzas políticas opositoras hacia la segunda vuelta, mantuvo la cantidad de senadores y perdió un diputado, y que parte con una importante ventaja en los números 58% de los votos si se suman todos los partidos que los apoyan. Los cuatro más importantes ya le dieron su apoyo explícito.

Ganó la oposición en su conjunto, que en el eje central de definición de esta campaña: 4to gobierno del Frente Amplio o cambio, obtuvo una importante mayoría por el cambio. A diferencia de las tres elecciones anteriores, en que el FA había obtenido en primera vuelta (2004-2009-2014) la mayoría parlamentaria en ambas cámaras y de hecho había asegurado el triunfo en el balotaje.

Ganó la sorpresa de un partido totalmente nuevo, en un país con un sólido sistema de partidos que obtuvieron en su conjunto aproximadamente el 85% de los votos. Sin embargo, Cabildo Abierto, nacido hace un año, con un líder absoluto que fue hasta hace pocos meses el Comandante en Jefe del Ejército de dos gobiernos del FA, el General (R) Guido Manini, obtuvo el 11% de los votos, 3 senadores en 30 y 11 diputados en 99. Si bien es innegable que surgió con una fuerte presencia de militares, es notorio que obtuvo votos de un espectro mucho más amplio.

Ganó un pequeño partido ecologista, el PERI, que por primera vez eligió un diputado.

Ganaron algunas encuestadoras, que básicamente se aproximaron mucho a los resultados y otras perdieron feo, las que le erraron y, a otro nivel las que dieron tal apertura de posibilidades que siempre acertarían, tendrían que explicarnos algo: ¿por qué seguir confiando en sus informes?

Dentro de los lemas (partidos y el Frente) hubo también ganadores y perdedores, en un resultado que tiene un importante significado:

En el FA ganó ampliamente el sector “ultra”, para llamarlo de alguna manera (me niego a llamarlo radical, porque no lo son). En primer lugar el eje MPP, Partido Comunista y aliados y Partido Socialista (con su actual dirección ortodoxa. Entre los tres y el PVC tienen 33 de los 42 diputados (78%) y 10 de los 13 senadores, es decir que tienen una amplia mayoría en la bancada del FA, a lo que se suma su amplia superioridad en la estructura (Plenario y Congreso). Se consolidó el “otro” Frente Amplio, que puede ampliarse todavía con el G8. Y sigue teniendo su coro de justificadores. ¿Cómo posicionar a la Vertiente Artiguista que obtuvo dos senadores y ningún diputado, como resultado casi exclusivamente de una ingeniería electoral?

Ganó el grupo de Mario Bergara.

En los partidos opositores, ganó notoriamente el sector de Luis Lacalle Pou, por su porcentaje dentro del Partido Nacional.

¿Quienes perdieron?

En las elecciones no hay empates: si hay ganadores, hay perdedores.

Primero perdió el segundo gobierno de Tabaré Vázquez, que además de ser integralmente del FA, se comprometió con muchos de sus ministros en la campaña electoral y el 60% de los uruguayos le votaron en contra, y llega con una opinión pública adversa, como nunca antes le había sucedido a un gobierno del FA. Incluso con votantes del Frente que opinan contra el gobierno.

Segundo perdió la fórmula Martínez-Villar, porque si algo salvó al FA fue el pueblo frenteamplista y su corazón y sentimientos tricolores, que lo sacaron en los últimos días a la calle con gran fuerza, sobre todo en Montevideo. La fórmula dio lo que podía dar. Poco.

Tercero, perdió el Frente Amplio, que definió como uno de sus objetivos fundamentales el 4to gobierno, y sobre todo obtener la mayoría parlamentaria a la que se malacostumbró durante 15 años. Perdió 2 senadores (de 15 a 13) y 9 diputados (de 50 a 41). Falta elegir la vicepresidente, que será la Presidenta de la Asamblea General y del Senado (número 31). Y el FA perdió profundamente en la correlación de fuerzas internas, hoy refleja mucho menos la realidad política e ideológica del país, con la clara predominancia de los sectores ultras.

Perdieron dentro del FA el Frente Liber Seregni que prácticamente desapareció, se fragmentó sin mucha posibilidad de unificarse y en particular Asamblea Uruguay de Danilo Astori, que perdió más de la mitad de los votos y varios parlamentarios y sobre todo, sufrió la sanción de la ciudadanía sobre el balance de muchos temas, pero en particular la situación económica y social actual del país, que comparada con el 2004 es mucho, pero mucho mejor, pero que en cuanto a las expectativas, miedos, y sensaciones concretas de los uruguayos es valorada como en retroceso o que está paralizada. Perdió feo uno de los principales responsables de los anteriores triunfos del FA.

Perdió el Partido Socialista ahora dirigido por los ortodoxos, que perdieron legisladores, la mitad de sus votos y muchos cuadros de primer nivel, todo a pesar de que el candidato a presidente Daniel Martínez hizo, por primera vez en la historia del FA una campaña especial por su condición de socialista.

Perdieron varios sectores del FA que no lograron elegir sus representantes al parlamento, restándole variedad y pluralidad al FA. Algunos que incluso tenían senadores destacados.

Perdió la izquierda como concepto ideológico y cultural, porque además la UP perdió su participación en el parlamento, pero además el surgimiento impetuoso de Cabildo Abierto, fortaleció sin duda a la derecha, aunque reducirla simplemente a un sector de derecha sería un error. Pero lo fundamental es que en 15 años de gobierno nacional y 30 años de gobierno departamental en Montevideo, el FA y la izquierda ultra externa al FA bajaron el número de sus votos y sobre todo su presencia en la agenda política, ideológica y cultural del país. Es posible que sea tan grave, que ni siquiera se den cuenta y se confundan con bajarle los impuestos a los tampones femeninos.

Perdió de forma aplastante el PI y su principal dirigente Pablo Mieres, perdió su presencia en el senado, dos de sus tres diputados y el 66% de sus votos. Entre votar al original y votar una copia de segunda, la gente prefirió votar directamente al original, a los blancos. Y castigó las miserias.

Perdió la Alternativa, porque el resultado demuestra claramente que había un espacio importante para una verdadera alternativa de centro izquierda, con sus diferencias internas pero por algo, en su nacimiento llegó a registrar un 5% de intención de voto. Vaya en esta valoración mi autocrítica, por creer que nos podíamos aliar con el PI. Reconociendo que dentro del PI hay excelentes personas y militantes, pero aplastados por la dupla Mieres-Posada.

Perdió el Partido de la Gente que notoriamente tenía otras aspiraciones.

Perdió la UP, que habiendo realizado una buena actividad parlamentaria no logró renovar su banca.

Perdieron dentro de sus expectativas y los resultados de la internas Ernesto Talvi y el Partido Colorado. Perdió muy pocos votos en relación al 2014 no perdió ningún parlamentario, pero está en su mínimo histórico y sigue allí. La renovación de dirigentes no dio lo que se esperaba. Se quedó en la mitad del salto.

Obviamente perdieron todos los partidos menores que se presentaron y no lograron representación parlamentaria.

La gran ganadora, innegable y absoluta, fue la república y la democracia, no como discurso retórico, sino como práctica concreta y visible, por la participación cercana al 90% de los inscriptos, por la normalidad y transparencia de los comicios, sin incidentes de ningún tipo y con la absoluta certeza de que no se trampeó un solo voto. Y por la potencia del sistema de partidos. En las internas y en las nacionales.

Perdió, pero por muy poco el plebiscito del "SI" propuesto por Jorge Larrañaga, que obtuvo casi el 47% de los votos a pesar de muchas condiciones adversas. Si los políticos uruguayos no escuchan ese potente grito de las urnas, es mejor que vayan urgentemente a un otorrinolaringólogo político y social.

Contacto

Contacto

CANCÚN, Q. ROO.- Que la política tenga mayor atractivo y sirva para establecer el Bien Común; lograr que las comunidades transiten en paz y puedan tomar mejores acuerdos, es el objetivo de la XV Cumbre Mundial de Comunicación Política.

Filiberto Martínez Méndez, principal organizador en México de este encuentro internacional que tendrá lugar el 19, 20 y 21 de febrero de 2020, reconoce que la figura de la “política” pasa por un fuerte desgaste, por lo que hay que revitalizarla.

“Coincido en que la política la han ido desprestigiando los políticos que, de una u otra forma, no dan el resultado que la sociedad espera; pero la política también es una oportunidad que te permite engrandecer el entorno, hacer cosas de bien por la comunidad”.

Asume que la política es un tema complejo y que a la gente a veces se le hace demasiado tediosa y aburrida; no obstante, dice ser un convencido de que principalmente a través de la política se pueden fortalecer sociedades, desarrollar proyectos y generar desarrollo.

“Las instituciones en el país se hicieron a través de la política, sin ella, desafortunadamente, hay caos, hay guerra, prevalece la ley del más fuerte y ese es un camino por el que no se debe transitar”.

Para el ex presidente municipal de Solidaridad, los políticos quieren que la política se profesionalice cada vez más, que realmente vuelva a su cauce natural para poder fortalecer a la comunidad, para que se fortalezca el Bien Común.

“Que el político entienda que la responsabilidad que se le ha conferido es para mejorar el entorno al que llega a gobernar, ahí tiene la responsabilidad de representar lo mejor posible a los ciudadanos”.

 

Los estrategas…

Daniel Ivoskus, presidente de la Cumbre Mundial y ex diputado en su natal Argentina; Yago de Marta, estratega español; Tony Puig, especialista en Marca
Ciudad; Antonio Solá, asesor de gobiernos y campañas políticas, entre otros expertos, darán realce al evento.

Los organizadores prevén que participen 300 conferenciantes de 25 países de los continentes Americano y Europeo, y que asistan 5 mil personas entre políticos, periodistas, estudiantes, académicos y servidores públicos.

En el Centro de Convenciones de Cancún, de acuerdo con Filiberto Martínez, se organizarán talleres, conferencias, pláticas y debates que enriquecerán el pensamiento de los participantes.

“Lo que pretendemos es que en esos tres intensos días tengamos intercambios de experiencias, que el político, académico, estudiante o periodista se vaya con un cúmulo de riqueza de información que le permita en su medio poder extrapolarlo.

“Que pueda decir que hay una forma distinta de hacer las cosas por la vía de la preparación, de la comunicación y del diálogo. No debemos permitir perder el tema del diálogo y de los acuerdos continuos”.

Si alguno de los participantes desea hacer algo por la comunidad que representa, si alguno quisiera gobernar, podría tomar todos esos casos de éxito en su nuevo camino.

 

¿De qué forma puedes motivar a los jóvenes para que participen en estos foros?

“Estamos visitando las universidades públicas y privadas, les estamos presentando las convocatorias para que los jóvenes asistan; hace dos años lo hicimos en la Ciudad de México y participó mucha gente de Quintana Roo, alrededor de 350 personas acudieron a esa Cumbre Política”.

Martínez Méndez plantea que la Cumbre Mundial tiene un costo, sin embargo, los organizadores se ha propuesto la tarea de recibir trabajos universitarios para que tengan acceso a una beca completa.

Como premisa, se están comprometiendo alrededor de cien becas completas para los jóvenes estudiantes, ya que representan el presente y futuro de México y tienen mucho que aportar al desarrollo.

Dice haber aprendido que la política tiene sus complicaciones y es un camino muy sinuoso, pero los gobernantes pueden mejorar la vida desde la casa, las escuelas, el trabajo y las empresas.

“Es la política una herramienta a través de la cual debamos hacer mejor los lugares donde estamos. El ser humano nunca debe cansarse de la política; aun por lo complejo que seamos y por la propia condición humana, la política debe ser el eje central en la cual giren las buenas relaciones que se van tejiendo”.

 

Filiberto Martínez exhorta a que cuando algún político se sienta cansado, vuelva a empezar y entender que la política es un aprendizaje constante, que las circunstancias cambian, que llegarán más crisis, pero todo es una gran oportunidad para dar soluciones.

 

De todo un poco

El organizador de esta Cumbre Mundial afirma que estos foros son excelentes espacios para intercambiar experiencias de gente que ha gobernado, que ha tenido cierta responsabilidad en diversas posiciones como asesores, estrategas, como comunicólogos, de gente que se hace política práctica.

Pide a los gobernantes que asistan a estas cumbres para capacitarse, que envíen a sus principales funcionarios para que hagan mejor administración pública, para que aprendan nuevas experiencias y resuelvan problemas de su localidad. Para que abran su panorama a las ideas.

“Es importante convocar a la unidad, porque cuando llegas a ser gobierno ya gobiernas para todos y no sólo para un grupo o para un partido; hoy tienes la responsabilidad de gobernar para todo un país, un estado o un municipio”.

Pide gobernar siempre pensando en el bienestar de la comunidad, ofrecer más y mejores servicios que, a final de cuentas, es lo que se debe hacer por quienes se gobierna.

El ciudadano hoy te da su carta de confianza pero también, si no le cumples, así te la retira”.

 

Así lo dijo:

“El ser humano nunca debe cansarse de la política; aun por lo complejo que seamos y por la propia condición humana, la política debe ser el eje central por la cual giren las buenas relaciones que se van dando en la sociedad”.

 

Filiberto Martínez Méndez,

Organizador de la Cumbre Mundial

 

Los estrategas…

En la XV Cumbre Mundial de Comunicación Política participarán ponentes de talla internacional. Aquí algunos de los más representativos, que representan a los continentes Americano y Europeo: