Fake news: el desafío constante de la comunicación política

Sociedad
Tipografía
  • Muy Pequeño Pequeño Mediano Grande Muy Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Es fácil propagar una denuncia falsa y muy difícil detenerla mediáticamente: lo que entraña un nuevo desafío para la comunicación política.

A diferencia de los medios de comunicación tradicionales, diversos espacios virtuales intermedian un elevado nivel de interacción entre usuarios sin recibir un control que regule la información difundida. La espontaneidad y facilidad que adquiere la generación de contenidos está en manos de toda persona que pueda acceder a internet.

Como contracara de este alto nivel de accesibilidad, se encuentra la creación de contenido o rumores que se disfrazan de noticia; transformándose así en una herramienta privilegiada de las campañas negativas. Si bien no impacta de forma directa en el aumento del caudal de votos, sirve para quitárselos al rival o generar en la ciudadanía una mala percepción hacia él.

Asumir la utilización de las fake news implica que las estructuras comunicacionales de los equipos de campaña o mandatarios buscan elevar su imagen positiva, o empeorar la del opositor, por intermedio de una práctica que puede dañar a la democracia. Incluso se ve afectada la articulación de posibles consensos sociales y la gobernabilidad.

Varios autores especializados en la temática hacen hincapié en la posverdad; es decir, la manipulación o tergiversación de la información que deja de lado el propio objetivo de informar y busca alimentar determinados intereses del emisor.

“La recurrente utilización de la mentira política –hoy bajo el paradigma de posverdad– ha sido una constante en las campañas electorales”, afirmó Javier Sánchez Galicia en uno de sus artículos. Por ende, esta metodología existe desde hace mucho tiempo y, hoy en día, todo usuario digital está sometido a demasiados datos falsos que necesitan ser verificados antes de aumentar su difusión.

Recientes difusiones de noticias falsas

Durante las elecciones presidenciales de México, diversos medios de comunicación y organizaciones civiles formaron Verificado 2018 con el objetivo de combatir a la información falsa. Andrés Manuel López obrados, Ricardo Anaya y José Antonio Meade, principales candidatos, fueron víctimas de diversos ataques.

Una noticia afirmaba el “apoyo de Nicolás Maduro por AMLO”, el actual presidente mexicano. Sin embargo, según informó la BBC, Verificado encontró que el video en realidad era una edición que imitó el estilo gráfico que usa la emisora estatalVTV (que no es Venevisión), además de que Maduro nunca ha respaldado públicamente a ningún candidato mexicano.

Mundial de fútbol Rusia 2018: Por intermedio de mensajes de Whatsapp se difundió un rumor, disfrazado de noticia, de la muerte de Diego Armando Maradona luego de una descompensación en consecuencia del partido frente a Nigeria.

El argentino divulgó un audio confirmando su bienestar para despejar cualquier duda con respecto a dicha noticia falsa.

Por otra parte, hace pocos días, en Argentina, quebró una empresa de viajes de egresados para jóvenes. Diversos medios oficialistas del municipio generaron un falso lazo entre la compañía y Daniel Ivoskus, opositor y diputado provincial, sin corroborar que él nunca fue dueño ni trabajó en dicha empresa.

“¿La opereta local tapará lo que verdaderamente es una estafa hacia los chicos de la secundaria y el sueño de Bariloche? Más que servicio básico para estos alumnos, lo básico sigue siendo el periodismo local y sus falsas noticias”, cuestionó el periódico local Redacción Norte.