¿El Big Data democratiza la información?

Tecnopolítica
Tipografía
  • Muy Pequeño Pequeño Mediano Grande Muy Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Los sistemas autónomos de inteligencia artificial que procesan los datos encuentran soluciones que en muchos casos mejoran las de los expertos.

Los grandes proveedores de servicios tecnológicos, como Google, IBM, Microsoft o Amazon, están apostando por democratizar las herramientas de explotación de grandes cantidades de datos, lo que se conoce como Big Data.

“Hay una democratización de herramientas avanzadas en el ámbito del Machine Learning y específicament del Deep Learning, que permite a cualquier usuario, por ejemplo, resolver problemas de reconocimiento de imágenes de una forma sencilla sin tener que conocer los formalismos matemáticos subyacentes. Estamos en un punto en el que vamos a ver cosas maravillosas”, sostiene el profesor del Grado en Ingeniería Informática de Gestión y Sistemas de Información en el TecnoCampus de Mataró, Xavier Font.

“Los sistemas autónomos de inteligencia artificial que procesan los datos pueden sorprendernos al encontrar soluciones que en muchos casos mejoran, con creces, las que pueden proponer expertos. Un ejemplo se encuentra en el juego de GO donde el programa AlphaGo desarrollado por Google aprendía a crear estrategias en el juego sorprendentes para acabar ganando Lee Sedol jugador profesional de Go de 9 dan”, explica.

Font sostiene que la puesta en escena de librerías como TensorFlow (Google), la API de KERAS, Deep Scalable Sparse Tensor Network Engine DSSTNE (Amazon), o Microsoft Cognitive Toolkit CNTK (Microsoft) facilitan el procesado de cantidades enormes de datos en ámbitos que cubren sectores tan diversos como el financiero, médico, de salud pública, industrial, deporte o minería social.

Como ejemplo, menciona la actividad de los usuarios en plataformas como Facebook, Twitter o Amazon da a estas empresas un conocimiento absolutamente ajustado de nuestras preferencias y/o personalidad. Los hábitos, gustos y lenguaje utilizado es analizado y puesto al servicio de estos proveedores para obtener una ventaja competitiva clara y poner en práctica el dicho que la información es poder “ipsa scientia potestas est”.

“Toda nuestra actividad en la red o en el uso de dispositivos móviles estará cuidadosamente almacenada en arquitecturas de Big Data y analizadas cuidadosamente a través de algunas de las plataformas descritas. Por tanto es recomendable ser consciente de la huella digital que dejamos y que temas como la confidencialidad de los datos almacenados en estas empresas no estará bajo nuestro control”, concluye.