BLOOMBERG - Este enfrentamiento con Irán es, completamente, un riesgo a la baja, con pocas posibilidades de obtener alguna recompensa.

A horas del golpe parlamentario en Venezuela, varios aliados internacionales del gobierno de Nicolás Maduro se sumaron a las críticas y pidieron que se realicen elecciones democráticas en el recinto.

Tanto Uruguay como México, que durante los últimos años se negaron a integrar el Grupo de Lima, que se estableció en agosto de 2017 con el objetivo de buscar una salida pacífica a la crisis en Venezuela, como el nuevo gobierno de la Argentina, liderado por Alberto Fernández, quien hace unos meses afirmó que en el país caribeño las instituciones funcionan, se mostraron preocupados por lo ocurrido ayer, cuando la Asamblea Nacional debía elegir a su presidente y los agentes de las fuerzas bolivarianas no dejaron ingresar al recinto ni al candidato principal, el presidente encargo Juan Guaidó, ni a varios legisladores de la oposición.

La administración de Andrés Manuel López Obrador aseguró en un comunicado emitido ayer que está a favor de que la Asamblea Nacional de Venezuela pueda elegir democráticamente su junta directiva, de acuerdo con su Constitución. "El legítimo funcionamiento del Poder Legislativo es pilar inviolable de las democracias", dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana en su cuenta en Twitter.

Por su parte, desde Uruguay la cancillería advirtió: "El Gobierno expresa su profunda preocupación ante la conculcación de los derechos de los diputados de la Asamblea Nacional Venezolana, expresión máxima de la democracia y en particular por la acción de la Guardia Nacional Bolivariana que impidió a los representantes legítimamente electos por el pueblo participar de la sesión del día de hoy (por ayer domingo) donde debía elegirse nuevo presidente del Órgano".

Según lo publicado por el diario El País, el gobierno saliente de Tabaré Vázquez y el entrante de Luis Lacalle Pou estuvieron de acuerdo en la pronunciación, que además indicó: "La actitud del gobierno de Venezuela daña seriamente los esfuerzos de la comunidad internacional para colaborar con los venezolanos, a través del diálogo y la negociación, en lograr una salida a la grave crisis institucional que sufre ese país".

Vázquez, del Frente Amplio como el exmandatario y aliado de Maduro José Mujica, evitó durante su gestión tildar a Venezuela como dictadura, se negó a firmar varios de los documentos del Mercosur sobre la crisis y no reconoció a Guaidó como presidente encargado. Sin embargo, ahora hizo "un urgente llamado a todos los actores venezolanos, pero en particular al Gobierno, a evitar acciones que continúen agravando la situación y poniendo en riesgo la estabilidad del país y a respetar estrictamente los derechos civiles y políticos de todos los ciudadanos y muy especialmente los fueros de los legisladores integrantes de la Asamblea Nacional".

La reacción argentina

Ayer por la noche el canciller Felipe Solá advirtió al gobierno de Nicolás Maduro que "impedir por la fuerza el funcionamiento de la Asamblea Legislativa es condenarse al aislamiento internacional", en referencia a los incidentes producidos durante la designación de nuevas autoridades.

"El gobierno argentino viene intentando por todos los medios que el diálogo y los acuerdos sean el camino para la plena recuperación del funcionamiento democrático de la República Bolivariana de Venezuela", planteó Solá desde su cuenta de Twitter.

Por eso, evaluó que "impedir por la fuerza el funcionamiento de la Asamblea Legislativa es condenarse al aislamiento internacional". " Rechazamos esta acción e instamos al Ejecutivo venezolano a aceptar que el camino es exactamente el opuesto. La Asamblea debe elegir su presidente con total legitimidad", expresó el jefe de la diplomacia.

El golpe

El gobierno de Nicolás Maduro impuso ayer en una votación irregular una nueva directiva en el Congreso de Venezuela después de que militares armados impidieran que los opositores ingresaran al edificio.

El presidente encargado Juan Guaidó, que ayer se disponía a renovar su mandato frente a la Asamblea Nacional, reaccionó a la maniobra chavista, trepó las rejas del recinto para entrar pese a los impedimentos y al final de la jornada organizó una sesión paralela en otro sitio de la capital, donde fue reelegido como jefe del Parlamento.

En medio de la crisis política venezolana, la única instancia reconocida por la comunidad internacional es la Asamblea Nacional dirigida por Guaidó, a la que las autoridades chavistas cercaron mediante decretos que le restan funciones o sentencias judiciales contra diputados.

En la elección sin quórum, los legisladores oficialistas y parlamentarios echados de la oposición por corrupción designaron a Luis Parra como nuevo jefe del Congreso.

La bancada oficialista cuenta solamente con medio centenar de miembros, pero escudándose en los retrasos para el inicio de la sesión -generados por el accionar militar en las afueras del edificio parlamentario- dio inicio al cónclave y de manera improvisada realizó la votación a favor de Parra, en la que no pudo estar Guaidó.

Mientras se realizaba la votación de los opositores, Maduro participó en un juego de béisbol con partidarios y efectivos de las fuerzas armadas en una localidad cercana a Caracas, y antes de iniciar el partido, aseguró que la Asamblea Nacional tenía un nuevo liderazgo opositor.

"Guaidó no quiso entrar (al Parlamento) porque no tenía los votos" para su reelección por un año más, agregó Maduro en la televisión oficial.

El diputado argentino Eduardo Bucca lanzó una campaña denominada #PirotécniaCero debido a que “necesita de cada uno para concientizar sobre una gran problemática nunca contada”.

“En el país existen más de 500.000 personas con autismo que la pasan mal con los estruendos de la pirotecnia mientras los demás festejan”, expresa el archivo de la propuesta.

“Para ellos el ruido se traduce en dolor. El mismo dolor que sufre cualquier persona cuando se corta o se lastima. Esta problemática se suma al de las mascotas, la flora y fauna y los accidentes con quemados”, amplía.

Esta propuesta creativa instala la posibilidad que tenemos todos de elegir. Podemos optar por no usar pirotecnia ruidosa en las fiestas, a través de un call to action positivo.

 

¿Qué tenés que hacer?

Filmate en una toma única mirando a cámara, tapate los oídos y luego de 5 segundos decí “elegí luces”. La propuesta convoca para que filmes a tu perro mientras le tapas los oídos.

“Más de 500.000 personas con autismo y todos los animales sufren cada vez que llegan las fiestas. Vos podés evitar su dolor eligiendo pirotecnia sin ruido.”    

“Evitemos accidentes, cuidemos el medio ambiente, y festejemos todos juntos. Por eso te pido, en estas fiestas, elegí luces.”

De principio a fin, cómo convivieron los egos de Jorge Amor Ameal, Mario Pergolini y Juan Román Riquelme antes de convertirse en la nueva cúpula dirigencial del Xeneize. La estrategia y los momentos trascendentes, en la voz de uno de los hombres clave del armado

Como en su momento quedó grabada en la mente de todos la imagen del Topo Gigio de Juan Román Riquelme, quizás en un futuro también se pueda hablar del día en que se prohibieron las caretas con su rostro en la Bombonera. En el búnker de Jorge Amor Ameal hubo un plan estratégico para llegar al poder de Boca que se inició en febrero, cuando el flamante presidente decidió convocar a Daniel Ivoskus para que fuera jefe de campaña. Bebieron pocos sorbos de café para arribar a un acuerdo e inmediatamente se pusieron manos a la obra.

Una oficina en San Martín, donde el consultor tiene su búnker de tres pisos, fue justamente donde Ivoskus se reunió por primera vez con Ameal y donde dialogó con Infobae. Este ex concejal y diputado de 46 años que hace más de quince que se dedica a la comunicación política. En su CV figura haber sido uno de los responsables de la creación de la Cumbre Mundial de Comunicación Política, con la que recorrió varios países intercambiando experiencias y las buenas prácticas de diferentes campañas políticas, en busca de profesionalizar la comunicación de los candidatos.

A Ameal lo conoció cuando él había asumido como presidente tras el fallecimiento de Pedro Pompilio. Incluso lo invitó a participar dos o tres veces en la campaña de 2015 -en la que resultó electo Daniel Angelici- aunque no tuvo un rol específico en aquella ocasión. El contacto perduró y, sabiendo que tenía un aparato político armado con muchas voluntades y buenos profesionales, definió el esquema con una cabeza principal para la organización. Así, se dividieron tareas como el departamento creativo, las redes sociales, publicidad, movilización y logística, estructura política en Capital Federal y Conurbano.

Luego de esta primera etapa de trabajo, se prosiguió a una netamente investigativa. Qué quería ofrecer Ameal como opositor, en qué condiciones se encontraba el oficialismo y quiénes serían los protagonistas principales de la elección fueron algunos de los puntos abordados. “Todas las campañas son distintas. Los que no entienden eso, en la mayoría de los casos, pierden. Se puede comparar con las elecciones nacionales de 2015 y 2019, que fueron totalmente diferentes. (Macri) perdió la elección porque se basó en un escenario que ya no era real. En Boca pasó lo mismo usaron la misma estrategia que en 2015, dividiendo a la oposición, y perdieron. Del otro lado hay gente que juega también”, infló el pecho Ivoskus a una semana del que fue un comicio con convocatoria récord para el fútbol argentino.

Que la participación de Riquelme fue trascendental en la elección no caben dudas. Pero la cabeza de la lista de Ameal aseguró que para eso hubo un trabajo previo clave que allanó el camino para su desembarco. A pesar de los cuestionamientos internos, se evitó el uso de pasacalles en los alrededores de la Bombonera y se formalizó el nombre para la fórmula: Frente para recuperar la Identidad Xeneize. El sugerido originalmente fue Identidad Xeneize, pero se resolvió sumar (por idea del mismísimo Ameal) el verbo, la recuperación, para dejar en claro que algo se había perdido. Y se fijaron los pilares de la campaña: “No era solamente lo deportivo, el Volver a Ganar (nombre de la lista de José Beraldi), era que no se te meta el presidente contrario en la cancha en un partido y te saquen los puntos, el respetar a los ídolos, el tener peso en la Conmebol, que no te faltaran el respeto y manejara todo otro club, que hubiera dirigentes deportivos, no gerentes que cierran cualquier actividad si no es negocio y que los directivos no utilizaran a Boca como trampolín político para sus carreras fuera del club. El ganar es un punto más, pero no el único.

Se comenzaron a recoger voluntades en otros sectores opositores y así se adhirieron las agrupaciones de Roberto Digón (seguramente nuevo vicepresidente tercero) y Carlos Montero (tesorero). ¿Por qué no hubo acuerdo para unir las listas con Beraldi? Desde el ala amealista no estaban dispuestos a bajar a algún candidato de la fórmula original como así tampoco en puestos claves de la comisión directiva (más allá de que Pergolini siempre puso su lugar de vice a disposición en caso de que se decidiera agrandar la lista). “La elección podría haber terminado antes, pero fue inviable juntarnos con la gente de Beraldi por una cuestión de coherencia. No creo que su gente sea toda mala y nosotros todos buenos, pero Ameal decidió defender a rajatabla la identidad y concepto del proyecto. En definitiva, el oficialismo fue el que se dividió y la oposición se unió”, valoró Ivoskus.

Según el estratega político de Ameal, diseñaron un plan para contrarrestar todas las cartas que tenía el oficialismo: el poder, la confección del padrón, apoyo de la Justicia, la Comisión Electoral y los periodistas destacados y medios con más afinidad. Y ya con Román a favor, se desató la “campaña sucia”.

“Fueron malos con la campaña sucia porque no les dio resultados. Nos podía hacer trampa y que la elección se perdiera. Por eso necesitábamos la mayor cantidad de socios posible votando. Llegar a los 40 mil que pedía Román. Aunque no difundimos los números de nuestras encuestas, no se equivocaron. Fuimos con seguridad y recién los publicamos a las 18.01 el domingo de la elección”, reveló Ivoskus, quien también detalló que se veían ganadores con 30 mil votos en las urnas y por eso, cuando la cifra superó los 39 mil, comprendieron que la diferencia sería abismal.

 

LAS “TRAMPAS” DEL OFICIALISMO Y LA BOLETA RECHAZADA DE RIQUELME

“Nuestra idea era convocar a mucha gente para que votara. La del oficialismo era meter miedo y que votara la menor cantidad posible. No fueron casuales las declaraciones de Román, primero incentivando al socio a que concurriera y después a que lo hiciera temprano para evitar cosas poco transparentes. No ampliaron la cantidad de mesas y armaron una carpa chica… ¿Para qué? Si la gente quería votar, lo iba a hacer igual”, se preguntó retóricamente Ivoskus, quien se describió como un experto en fake news. Hizo hincapié en supuestos mails, mensajes y audios de Riquelme hablando de cuestiones económicas con las otras listas, pero aseguró haber estado siempre tranquilo ante los rumores: “Todo fue una farsa que no les dio resultado. Quisieron ensuciarlo con la plata y ese fue su manotazo de ahogado para perder por lo menos posible".

El hecho de que Riquelme se uniera sobre el final de la campaña no fue casualidad sino estrategia. Fue una forma de achicar los plazos de la campaña sucia y evitar el desgaste de los protagonistas. Y lo mismo ocurrió con la primera boleta de Identidad Xeneize, que se imprimió con la figura del ídolo boquense con la camiseta de Boca, algo que fue impugnado por la Comisión Electoral y tomó elevada notoriedad pública. En el búnker de Ameal sabían que iban a rechazar el dibujo de Román y que eso sería repudiado. Consideraron esa jugada como un anzuelo que mordió el oficialismo.

 

LA HISTORIA SECRETA DE LAS CARETAS DE ROMÁN

El jueves a la tarde, dos días antes del partido contra Argentinos Juniors en la Bombonera al que iba a concurrir Riquelme, se pidieron 40 mil caretas del ídolo en una imprenta alternativa a la que se venía trabajando con las boletas. El objetivo fue que en algún momento del encuentro ante el Bicho, la transmisión televisiva enfocara a las tribunas con todas las caras de Román: #TodosSomosRomán fue el hashtag de esa campaña. “Jamás pensamos que el oficialismo tendría tal brutalidad y barbaridad. Lo que hicieron fue un error de campaña, un regalo, le llamaría yo”, fue lo que expresó Ivoskus al referirse a la prohibición del ingreso con máscaras a las tribunas, así como también los anuncios por los altoparlantes de la cancha para evitar que los hinchas se las colocaran por “motivos de seguridad”.

“Fue allí cuando quedó en evidencia su debilidad y el saber que estaban perdiendo las elecciones. Hay que saber aprovechar los momentos. Lo que hicieron con las caretas fue un disparate, porque al final salimos hasta en los diarios de España. Nos habían querido callar y nos terminaron abriendo todos los focos y apuntando con los reflectores a nuestra fórmula. La careta salió en la tapa de todos los diarios, en todos los canales y fue mencionada en todas las entrevistas. Ese fue un día mágico para nosotros”, concluyó.

 

QUÉ DIJO RIQUELME DESPUÉS DE VOTAR

Se montó una estrategia para el día de la votación que consistió en una pasarela de ídolos integrada por Riquelme, Battaglia, el Chelo Delgado, Cascini y el Patrón Bermúdez para que los hinchas se llevaran su selfie y compartieran alguna que otra palabra. Pero se delineó un camino específico, por fuera de la carpa donde se votaba. La idea fue agilizar el acto y no causar demoras, algo en lo que Román hizo hincapié una y otra vez.

Fue así que Riquelme aprovechó que pasadas las 2 de la tarde la mesa en la que debía votar se había vaciado y, al ser alertado, fue casi corriendo y empujado por una masa azul y oro que coreaba su nombre al cuarto oscuro. Luego se retiró rumbo al búnker instalado a un par de cuadras de la cancha, en Irala y Pinzón, dentro de la estación de colectivos de la línea 53. “Si no ganamos es porque pasó algo raro. Si gritaban hasta los oficialistas”, expresó el ídolo después de sufragar.

“Estaba feliz con los resultados. Es muy reservado pero sé que vivió la elección y la campaña en plenitud. Se la jugó. Ojalá que sea una inspiración para el Boca que se viene”, comentó también Ivoskus, que no duda de su capacidad para llevar adelante el fútbol en el club: “No conozco dirigente en el fútbol argentino que tenga más claridad que él sobre lo que tiene que hacer. Hasta ahora el fútbol lo manejaba Angelici; el contraste es gigante. Hay una filosofía de juego que es la que representan estos muchachos que participaron en la campaña más otros que se van a sumar. Tarde o temprano, la pelota va a entrar”.

Próximamente Ivoskus trabajará como asesor de Ameal y la cúpula dirigencial de Boca aunque sin un cargo formal. Concentrado en lo inmediato, como la profunda auditoría que realizan en este momento, evadió hablar de una posible convocatoria para ser jefe de campaña de Riquelme en 2023, cuando se lance como candidato a presidente: “No sé cómo me veo en 24 horas. Hay que pensar en concreto. Ahora quiero ver el traspaso de mando del jueves y la primera reunión de comisión directiva del viernes para que todo salga perfecto. En Boca empieza una nueva historia”.

 

Así lo afirmó el candidato a la presidencia por el Movimiento Nacionalista Revolucionario, quien además sentenció que lo que sucede en su país es producto de un hartazgo social frente a Evo Morales.

Ese año perdió el plebiscito que convocó para decidir si podía ir por un cuarto mandato. Y forzó una resolución afirmativa de la Corte. La sensación de que su candidatura este año era ilegítima se extendió por gran parte de la sociedad boliviana.

Los hechos se precipitaron con más vértigo del esperado. Hace apenas tres semanas cerca de 7 millones de bolivianos acudieron a las urnas para elegir al presidente y vicepresidente para el período 2020-2025. Se esperaba una victoria de Evo Morales. La duda era si alcanzaría el porcentaje necesario para ganar en primera vuelta o debería ir a un balotaje. Después de casi 14 años al frente del gobierno, Evo veía amenazada su continuidad en el poder si la oposición lograba unirse para una eventual segunda vuelta. Ese era el escenario más temido por el oficialista Movimiento al Socialismo. Pero el epílogo de este convulsionado proceso electoral, luego de 20 días de agitación y escenas de violencia, muestra una derrota aún más profunda del primer presidente indígena de Bolivia.

Acaso la soberbia o la miopía de no haber escuchado a aquél 51,3% que en 2016 rechazó en un referéndum una reforma constitucional que habilitara una nueva reelección del presidente haya sido el pecado original de esta crisis. La insistencia en mantenerse en el poder burlando la Constitución que el propio Morales promulgó en 2009, que permite sólo dos mandatos consecutivos –Evo ya iba por el tercero- no fue un detalle menor. La sensación de que su candidatura este año era “ilegítima” se extendió por gran parte de la sociedad boliviana, aún entre aquellos que le habían dado su respaldo en 2005, cuando llegó al poder por primera vez con el 54% de los votos, y también en 2009 y 2014, cuando logró la reelección con más del 60%.

 

Es cierto que Bolivia cambió desde la llegada del MAS al poder. Lo reconocen hasta sus más grandes detractores, los que forzaron esta renuncia. El hasta entonces país más pobre de América del Sur logró un crecimiento económico destacable, de la mano de la nacionalización de los hidrocarburos, la medida estrella que adoptó el gobierno el 1º de mayo de 2006.

El enfrentamiento inicial con las compañías extranjeras que explotaban el gas y los minerales del suelo boliviano dio paso luego a una serie de acuerdos y compensaciones que beneficiaron notablemente al país. De la mano de un flujo considerable de ingresos extranjeros por la venta de esas materias primas, Bolivia creció a un ritmo promedio del 4,5% anual. El gobierno supo redistribuir los ingresos con planes sociales que permitieron a más chicos ir a la escuela, que beneficiaron a jubilados y a mujeres embarazadas. Entre 2005 y 2018 la pobreza extrema cayó del 38% al 15%. Este es apenas uno de los datos que Evo Morales destaca como sus logros.

Además de haber conseguido la inclusión en la sociedad de amplios sectores históricamente discriminados o directamente ignorados, como los indígenas. Hoy Bolivia se enorgullece de ser un Estado Plurinacional, en el que las mujeres con “polleras” (la vestimenta tradicional de algunos pueblos originarios) pueden ocupar cargos públicos o espacios en empresas privadas.

Con una combinación equilibrada entre "socialismo" y capitalismo, el gobierno de Evo Morales consiguió una modernización y una pujanza que pocos imaginaban hace 14 años. Pero, mientras algunas señales ya muestran falencias en la economía –el crecimiento comienza a reducirse y se incrementa notablemente el déficit fiscal pues caen los ingresos extranjeros- lo que más pesó en este desenlace inesperado fue la sensación de hartazgo de una sociedad que manifestaba que el tiempo de Morales llegaba a su fin.

La idea de que el Ejecutivo también se cerraba cada vez más a la disidencia, de que el gobierno viraba hacia una “dictadura” donde se rechazaban las opiniones divergentes fue otro factor clave a la hora de pedir este cambio.

Evo se despidió reiterando que se trata de un golpe de Estado. Pero lo cierto es que en las calles no se ven tanques militares ni armas apuntando a la Casa de Gobierno. Lo que pesó en estas tres semanas de movilización fue la fuerza del pueblo en la calle, los ciudadanos de a pie que salieron a decir basta. Una indignación acumulada desde aquél polémico fallo judicial que en 2017 avaló la reelección indefinida –en respuesta a una demanda del gobierno tras el revés en el referéndum de 2016- y alimentada con las evidencias de manipulaciones en el proceso electoral de este 20 de octubre, certificadas por dos auditorías diferentes, entre ellas la de la OEA exigida por la oposición.

El escenario ahora es de profunda incertidumbre. Quién y de qué manera tomará las riendas del poder es apenas el primero de los interrogantes que se abren, mientras quienes hasta ayer protestaban ahora celebran en las calles de distintas ciudades de Bolivia. Vendrá ahora una etapa de transición en la que no será sencillo conciliar a los dos grandes bandos en que quedó dividido el país. Quien asuma el poder, aunque sea en forma provisoria, deberá tener un agudo manejo del poder para que el país pueda seguir avanzando.

 

¿Qué pasa en Chile? El país trasandino se encuentra en estado de emergencia desde el sábado en la madrugada con toque de queda incluido. ¿Cómo se originó la crisis? 

En el pasado han quedado aquellos días en los cuales el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se destacaba de los demás por ser la agrupación más organizada, disciplinada y funcional. Raras veces sus asuntos internos eran motivos de intranquilidad social o de ridículo nacional como los sucesos que ocurrían en otros partidos. La pasada semana se celebraron las elecciones primarias simultáneas de partidos, siendo el PLD el que terminó con una disputa que puede alcanzar no solo a los órganos constitucionales que deciden, pero también llegar a requerirse alguna mediación/observación internacional.

Dos facciones se disputaban la candidatura: el leonelismo y el danilismo. El expresidente Leonel Fernández se enfrentaba a Gonzalo Castillo quien representa al sector del presidente Danilo Medina. El desenlace de estas primarias es conocido por todos, en un resultado muy cerrado, Gonzalo parece haber ganado el proceso (48,34 % vs al 47,61).

El equipo de Fernández alega que un algoritmo instalado en el “código fuente’’ del software de las elecciones alteró el resultado. Por consiguiente, depositaron una instancia ante el pleno de la Junta Central Electoral en la cual se solicita que se detenga la declaración oficial de resultados mientras se hace una auditoria manual y digital al nivel presidencial, parte del proceso que en todo caso debe ser revisada y/o anulada respetando los niveles municipal y congresual.

Desde mi experiencia como observador electoral de elecciones en los Estados Unidos e internacionales, sé que en el caso del voto electrónico uno de sus peligros está en la etapa de la transmisión de los datos. No estuve presente y no puedo certificar esta ocurrencia en República Dominicana, pero me sorprendió ver datos de la Junta Central Electoral antes de cerrar las votaciones, lo que pudiera interpretarse como tendencioso. Es por esta razón que vimos candidatos pidiendo, de emergencia, a sus seguidores permanecer en las filas de votación hasta que pudieran votar.

Esta crisis política electoral de República Dominicana no podría entenderse a profundidad si no se analizan las causas que nos trajeron a este momento: pugna presidencial.

La última ocasión en que el presidente Danilo Medina y el expresidente Leonel Fernández se enfrentaron en unas elecciones fue en las primarias de 2007, pero esta no sería la última vez que los líderes del PLD medirían fuerzas dentro de su propia organización arrastrando con esto al país.

Tenemos que poner las cosas en contexto para una mejor comprensión del escenario que vive el PLD y por añadidura toda la sociedad dominicana, que se encuentra polarizada en una crisis partidista interna que si no se tratara del partido en el poder no causara tanta atención. Es la principal fuerza política no solo por ostentar el Poder Ejecutivo, pero también por su control hegemónico en el Poder Legislativo. La reforma constitucional de 2015 que permitió a Danilo Medina reelegirse en 2016 con la prohibición de hacerlo en 2020, no sería obstáculo para que Medina reencarnara sus aspiraciones –o al menos cobrar una vieja cuenta– en el cuerpo de un candidato enlatado y manufacturado como veremos más adelante.

Ajuste de cuentas de una deuda que nunca fue olvidada:

“El Estado me venció” fue la frase con la cual el presidente Danilo Medina, entonces candidato, finalizó sus aspiraciones presidenciales en mayo de 2007. En ese entonces, Fernández era el presidente en turno y Medina su retador. En aquel momento, Medina entendió que en gran medida su derrota pareciera haber sido el uso excesivo de los recursos del Estado a favor de la reelección. Recordemos que en el 2000 ya Danilo había corrido por la presidencia de la República sin éxito cuando Hipólito Mejía – del Partido Revolucionario Dominicano (PRD)- le ganó con un amplio margen (49.87%-24.9%). Tanto en el primer gobierno de Fernández en 1996 como en su segundo en 2004, Medina fungió como su Secretario de la Presidencia lo que algunos países se considera Primer Ministro.

En 2006, a mitad del segundo gobierno de Fernández, Medina deja su posición en la administración para emprender su propio proyecto político nuevamente, esta vez en contra del carismático Fernández, único presidente que el PLD había tenido hasta la fecha, quien seguía siendo popular. Tratando de echar tierra sobre su amplia derrota del 2000, Danilo arranca con el slogan motivante: “Ahora Es”.

La derrota de Danilo en 2000 se repetiría en 2007 cuando el presidente Fernández le derrotó en primarias de forma arrolladora con un 71% contra un 28%, números que probablemente habrán bajado la moral del equipo perdedor generando la famosa frase del candidato. En 2010, Leonel con presencia significativa en el congreso pudo reformar la Constitución para continuar en el poder. Declinó esta posibilidad y en 2012, por fin se da el “Ahora Es” que Danilo anhelaba en 2006, cumpliéndose su “profecía”. ¡El resto es historia!

Danilo ha tenido uno de los mejores gobiernos de la historia dominicana. El nivel de pobreza se ha reducido, se ha invertido en más educación y mejores hospitales y se ha continuado con el crecimiento económico que exhibieron los tres gobiernos de Leonel Fernández. Este éxito no es exclusivo de Danilo, como he dicho en el pasado: “No menos cierto es que ese crecimiento no se debe solo a la gestión de Danilo Medina, o de una persona, pues este desarrollo, con sus altas y sus bajas, pasó por las manos de Joaquín Balaguer (1966-1978, 1986-1996), Antonio Guzmán (1978-1982), Leonel Fernández (1996-2000, 2004-2012) y esta tendencia de crecimiento se mantiene en la era de Danilo Medina”.

Cada término llega a su fin y con él aparece el ciclo electoral. La Constitución de 2010 prohibía a Danilo Medina reelegirse para el periodo 2016-2020. El PLD con mayoría legislativa, nuevamente enfrenta el escenario de resolver el dilema recurrente de la política dominicana: la reelección. El Comité Político del PLD se reunió en la ciudad de Juan Dolio y con un acuerdo que más tarde se conoció como ‘El Pacto de Juan Dolio’, un partido repartió la suerte de toda la nación. En 2015, se reforma la Constitución, se quita el candado que impedía el acceso de Medina a la reelección y se le pone impedimento para el 2020, no tanto así para Fernández que ya llevaba 4 años fuera del poder y podía aspirar nuevamente en el 2020.

Llegando el fin de su segundo término, Danilo se vuelve a enfrentar al dilema de siempre. Esta vez pienso que ponderó muy bien su legado en la historia y opta por no reformar la Constitución. El peor fantasma de su pasado político vuelve a la escena: Fernández es el pre-candidato favorito. Pero, ¿cómo cobrar una vieja deuda con una Constitución que impide el enfrentamiento directo? El estratega del PLD tiene un as bajo la manga.

La incubadora política:

Un proyecto político se incuba como Sillicon Valey incuba sus “startups” para hacerlas exitosas en poco tiempo. Como señala Eduardo Moreles, director de Startupbootcamp Fintech Mexico, “Startup es una gran empresa en su etapa temprana; a diferencia de una Pyme, la Startup se basa en un negocio que será escalable más rápida y fácilmente, haciendo uso de tecnologías digitales.”

Grandes compañías como Uber empezaron como startup. En la arena política, tal cual las empresas con el plan de negocios, se necesita una estrategia de campaña. Para una campaña “express” exitosa se requieren tres cosas: a) buena imagen; b) un mensaje de impacto y conexión (narrativa); y c) mucho dinero.

Estos tres elementos fueron logrados en la campaña de Gonzalo Castillo. Sesenta y seis días necesitó para convertirse el candidato del PLD. Pero, ¿cuánto crédito de este éxito Gonzalo le debe a su propia trayectoria política? Solo el tiempo lo dirá. Su equipo sabe que, de los últimos 25 años, 20 han sido gobernados por el PLD con solo dos rostros en el poder (Danilo-Leonel), su mensaje vino con una mirada al futuro y trajo el slogan de #SangreNueva.

El tercer elemento también se cumple en la manufactura de este producto político desconocido para los dominicanos antes de su experiencia como ministro de Obras Públicas. Su fortuna siempre ha estado bajo escrutinio por lo rápido que crece, viniendo de un origen humilde y una carrera empresarial mezclada con la función pública. Sería otro dinero, sumado al propio, el que catapultaría su candidatura.

La batalla de David y Goliat: Dos viejos adversarios miden fuerzas en un choque de titanes

Desde mi óptica, el gobierno trató -con creces- de recrear un escenario similar al que ese sector del PLD consideró desigual en 2007. El apoyo que recibió Gonzalo del gobierno fue abrumador: Gabinete de los ministros, directores generales, el Comité Político del PLD, el Comité Central del PLD, 126 alcaldes22 senadores, 60 diputadosgenerales retirados, etc. Aun así, Gonzalo no alcanzó el 50% en las primarias.

Futuro político de Leonel Fernández:

Esta hoja de la historia aún no se ha escrito. Todo dependerá de las decisiones que los órganos electorales y constitucionales tomen sobre estas primarias recién celebradas. La realidad es que, contra todo pronóstico, con su campaña #LaFuerzaDelPueblo, Fernández ha demostrado que es el líder de la organización que preside. En un escenario adverso, él podría encabezar la candidatura de una coalición de 16 partidos minoritarios que sumado a un grupo considerable de peledeistas que votaron por él podrían romper con el “de facto” Estado de partido único y desplazar al Partido Revolucionario Moderno (PRM) como fuerza de oposición. Esto forzaría en 2020 la primera segunda vuelta que veríamos desde 1996. Leonel en otro partido redibuja completamente el mapa electoral.

Un PLD dividido es un PRM fortalecido y la contienda sería entre la mencionada coalición y el PRM que nunca ha logrado el poder. Al final del día, los cambios siempre atraen y el PRM está ante su oportunidad más importante, pero para tener éxito deben apoyar que se aclaren los resultados de los aparatos electrónicos, más allá de toda duda razonable porque de no ser así, su candidato, Luis Abinader, corre el riesgo de que le apliquen la misma pócima electronica en el 2020. Con aclarar las cosas gana el país, Gonzalo retira el asterisco pegado a su victoria* y adquiere legitimidad o Leonel demuestra su triunfo y por supuesto, Luis Abinader puede estar tranquilo sabiendo que competirá en un ambiente transparente en 2020.

Quienes conformamos la Alacop, ante la grave crisis social y política que se vive en el Ecuador:

1. Expresamos nuestro pesar a todos los ecuatorianos por la muerte de ciudadanos, como resultado de las protestas llevadas a cabo durante la última semana en el Ecuador.

2. Rechazamos los excesos, la violencia y los desmanes que se han producido y se siguen produciendo entre ecuatorianos y hacemos un llamado al respeto de los Derechos Humanos de todos los actores: ciudadanos, empresarios, autoridades, policías y militares.

3. En ALaCoP creemos firmemente en las instituciones y los valores democráticos, asi como en el derecho que tienen los pueblos en disentir y manifestarse siempre y cuando sea dentro de las normas constitucionales, legales y de convivencia pacífica que rigen dentro de un Estado de Derecho.

4. Hacemos un llamado a tender puentes desde el Gobierno Nacional y desde la sociedad civil, para superar a través del diálogo esta situación y así alcanzar acuerdos mínimos para que retorne a la normalidad institucional que requiere el país.

5. América Latina ha tenido duros desencuentros a lo largo de su historia y conminamos a los actores a que el diálogo y el respeto a la institucionalidad sea el único camino para encontrar un verdadero desarrollo social, político y económico de nuestra región.

El miércoles 16 de octubre a las 19 horas, en el Salón Azul de la Facultad de Derecho, el Presidente de la Cumbre Mundial de Comunicación Política Daniel Ivoskus, brindará la conferencia “Hackeando la política”. La política en tiempos de redes sociales y fake news.

Ivoskus, que presentó recientemente su libro “Mentirosamente” en el que analiza el impacto de las noticias falsas, o fake news, cómo se debe identificarlas y contraatacarlas, llega en el marco del convenio celebrado oportunamente entre la Vicegobernación y la y la Cumbre Mundial de Comunicación Política.

La invitación es abierta a todos los interesados en la comunicación política y las fake news, tema que ha tomado notoria importancia en las campañas electorales. También se abordarán temáticas como:  verdades y mentiras del Big Data y Escucha Digital.

El vicegobernador Gustavo Canteros dijo, con relación a la charla que brindará el analista político: “Buscamos que los jóvenes se integren a la política. Esta conferencia aborda la forma en la cual esta generación de jóvenes se vincula con la política a través de las redes sociales. Por ello trabajamos responsablemente, brindándoles las herramientas que les permitan entender la política y los flujos de información en estos tiempos, con el objetivo de formar ciudadanos activos y conscientes”.

Ivoskus consideró que el libro “desmenuza el origen y la acción de uno de los virus más potentes que atacan el sistema inmunológico de la democracia”. Y ahondó: “Las noticias falsas son un mal endémico de nuestra época, están transformando mentiras absolutas en verdades irrefutables, socavando directamente la credibilidad y fortaleciendo el efecto de las campañas sucias”.

“La construcción de las Fake News se da a partir de una historia que, generalmente, puede tener matices de realidad. El problema es que rápidamente esos matices se desdibujan, y esa verdad inicial se trasforma en una mentira legitimada”, añadió.

La cita es el miércoles 16 de octubre a las 19 horas en el Salón Azul de la Facultad de Derecho, Salta 459 y las inscripciones se recibirán en el Teléfono 3794625729.

Seguinos en Twitter