Mientras Facebook sigue cuesta abajo en su rodada y parece ir de salida en el mundo digital de los milenials así como en entornos comerciales y de liderazgo público, una red social hoy es la sensación en las pantallas de los ciudadanos.